31 ene. 2012

Fenotipo extendido en aves



Partiendo de la base que los genes afectan al ambiente tanto como el ambiente a los genes, Ricahrd Dawkins acuñó la expresión "fenotipo extendido" (libro que aún deseo poder leer). La idea se refiere a que el alcance de los genes no tiene por qué limitarse al organismo que los alberga si es que los efectos ocurren en el medio. El ejemplo más evidente es el de las represas de los castores: la selección natural va eligiendo a los castores que hacen a las mejores represas, a través de los genes que permiten esa conducta. Ok, estamos de acuerdo en que no existe "un gen para hacer represas", pero sí un conjutno de genes que van moldeanod la conducta del castor para generar represas. Si la represa viene a ser un efecto de los genes que la causan (indirecto, pero todo el efecto de los genes es indirecto, ya que éstos sólo hacen proteínas), perfectamente podemos hablar de "fenotipo".

La idea del fenotipo extendido creo que es aplicable a la selección sexual. El caso que les traigo acá es el del Tilonorrinco, pequeño grupo de aves de Australia y Nueva Guinea. En la foto vemos al macho, de colores brillantes y la hembra, de colores más opacos. Sin embargo, normalmente la hembra no elige al macho en función del color de su pareja, sino de acuerdo al nido que es capaz de armar. El tilonorrinco es muy conocido por armar nidos de múltiples colores (con cierta predilección por el azul). Los machos arman nidos en función de sus gustos personales, haciendo "zonas de colores" y tratando de buscar objetos brillantes y destacados. Son unos verdaderos maestros de la arquitectura, y también buenos ladrones si es que ven en nidos rivales objetos que les gusten.

Se da una curiosidad en esta especie: los machos que mejor éxito tienen armando nidos tienden a tener colores menos brillantes y a diferenciarse menos de las hembras; en cambio, los que suelen armar nidos menos exitosos tienden a ser muy brillantes. Al parecer en esta especie estamos viendo una especie de "transición" o "cambio de gusto" desde colores brillantes a nidadas espectaculares. Desde la perspectiva del macho, debe ser una excelente noticia, ya que colores más opacos deben permitirle sobrevivir mejor en el ambiente. Sin embargo, no se hasta que punto sea una buena idea: hacer nidos más destacados podría atraer la atención de depredadores. Hacer que la atención recaiga en la nidada no creo que sea lo más inteligente que se pueda hacer, pero no soy el encargado de la selección natural como para arreglarlo. Y mal parece que no les va a estas aves...


No hay comentarios:

Publicar un comentario