11 feb. 2012

Contraestrategia reproductiva

Viniendo de vuelta de las vacaciones, tenía preparada una entrada bien distinta a ésta, pero buscando ñoñerías cibernéticas, me topo con esto: una araña que inventa la "cópula a distancia". Los créditos le corresponden a la pequeña Nephilengys malabarensis, una pequeña araña de Singapur. Inevitable no dedicarle al menos un comentario...

Me hubiera gustado haber colocado muchas entradas antes de toparme con esto: la cópula en las arañas (y los conocidos casos de canibalismo), la competencia intrasexual (acceso a las hembras y seguir vivo para contarlo), la "guerra" por la paternidad en insectos y arácnidos (como asegurarse que los hijos del macho sean realmente suyos), etc. Vendrán en un futuro, pero por ahora habrá que creerle al artículo en todo lo que dice.

Encuentro interesante que las estrategias maternas y paternas a la hora de la procreación puedan derivar en una guerra co-evolutiva casi igual de espectacular que la trillada relación depredador-presa. Sin entrar en muchos detalles ahora, hay que recordar que muchas arañas hembras, después de la cópula terminan devorándose al macho. Una excelente noticia para la hembra y su descendencia, pero no muy buena para el macho en cuestión. La estrategia de Nephilengys malabarensis  podría vovlerse una verdadera moda en el mundo de las arañas, al menos hasta que las hembras aprendan nuevas técnicas para atacar.

Por ahora, esta mini-batalla de la procreación creo que la gana el macho (¡al fin se nos da una!), aunque el artículo no habla respecto a si la hembra se quita el tapón y encuentra otros machos o definitivamente se queda embarazada de inmediato del primer macho que la taponee (literalmente. A la larga, la función de ese pene además de la cópula es servir de tapón o cinturón de castidad). Volveremos a toparnos con tapones y cinturones de castidad más adelante...



No hay comentarios:

Publicar un comentario