11 feb. 2012

Sexo y Reproducción

Estimad@ lector(a), si le preguntara que se le viene a la mente cuando piensa en el sexo (distinto del género macho-hembra) desde una perspectiva biológica-evolutiva, ¿En que piensa? ¿Reproducción? ¿Cópula? ¿Descendencia? ¿Animales procreando romántica o agresivamente? Si su respuesta es "sí" a alguna de esas preguntas, déjeme decirle que se encuentra en un error. Y bastante común por lo demás.

Estamos acostumbrados coloquialmente a asociar el sexo con la reproducción (no por ser religiosos espantados ante el sexo recreativo, sino siempre hablando desde una perspectiva biológica y pensando en los demás animales): el acto sexual busca la reproducción y obtener crías en los animales. Pero esa visión es errónea y pasa por ver a la naturaleza desde una perspectiva excesivamente humana. Sexo y reproducción son 2 cosas distintas y deben ser tratadas como tal.

Cuando uno habla de reproducción, implica simplemente la generación de nuevos individuos a partir de otros preexistentes. Tiene un fin de autoperpetuación del sistema biológico a través del tiempo, donde el propio sistema es factor causante de su descendencia. Por eso no podemos decir que una estampilla “se reproduce”, sino que se “duplica” ya que el agente causante de su multiplicación puede ser una máquina externa a la propia estampilla. Ahora, podríamos debatir un poco más respecto a si podríamos hablar de “reproducción” al referirnos a los mecanismos de replicación, como el ADN, ARN, priones, memes, virus biológicos e incluso virus informáticos, pero me alejaría del tema principal de esta entrada.

¿Y el sexo qué vendría a ser? No pasa de ser una mera recombinación de genes entre individuos (distinto al proceso de recombinación meiótica, paso clave en la reproducción sexual típica, que consiste en la recombinación de genes en el mismo individuo). Los animales que se reproducen sexualmente normalmente no separan el tema reproductivo del sexo, tal como ocurre en los humanos, ya que es innegable que el cigoto se forma como una recombinación de 2 células de distinto progenitor (idealmente, hay excepciones de hermafroditismo donde un organismo se autofecunda por peculiaridades de su ciclo de vida, como las tenias).

Sin embargo, no hay que perder de vista que hablamos de 2 procesos distintos, por lo que podemos tener reproducción sin sexo y sexo sin reproducción (eso podría usarse como slogan para campañas publicitarias liberales). Casos de reproducción sin sexo podrían ser todos los mecanismos de reproducción asexual clonal, encontrada en bacterias, amebas y otros organismos unicelulares. Casos de sexo sin reproducción, podrían considerarse los casos de conjugación bacteriana, pero mi ejemplo favorito es el del Paramecium, el modelo de protozoo por excelencia.


Los paramecios hacen grandes y derrochadores esfuerzos para tener sexo: para empezar, gastan energía generando 2 núcleos distintos para albergar DNA (micro y macronúcleo, [A]). Cuando se juntan 2 paramecios, el macronucleo degenera y el micronucleo sufre un proceso de meiosis y mitosis, quedando en 8 micronúcleos por paramecio [B]. De esos 8, 7 micronúcleos degeneran y el que queda sufre una última mitosis, teniendo 2 micronúcleos por paramecio, uno “estacionario” y otro “migratorio” [C-D]. El migratorio es el micronúcleo que se intercambia y se fusiona con el micronucleo estacionario del otro paramecio [E], el cual vuelve a dividirse por mitosis y forma un nuevo núcleo y un nuevo micronúcleo [F]. Después de alguans degradaciones y fusiones de núcleos [G], el resultado final de todo este derroche de energía (y palabras y causante de posibles mareos en los lectores) es el de 2 paramecios que tuvieron sexo, pero al final del proceso siguieron siendo 2, por lo que no hubo reproducción [H].

El tema de la reproducción y autoperpetuación del organismo es relativamente fácil de entender. El sexo en cambio, ha sido catalogado como uno de los más grandes problemas evolutivos y representó un verdadero dolor de cabeza para grandes biólogos como John Maynard Smith, entre otros. El por qué, como siempre, será en otra entrada. Me agrada esto de dejar en suspenso las cosas para ver si consigo lectores fieles que me sigan leyendo :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario